12/07/2010

FALTA DE COMUNICACION... TambiƩn con el Organismo Rector


Cuando la dirigencia institucional,no logra entender ciertas actitudes políticas hacia nuestro sector de mandatarios y no hay dialogo con quien las emana para buscar soluciones a los problemas que nos afectan, sucede el desconcierto y se activan pensamientos presuntivos que valederos o no, frenan las acciones constructivas para el logro de sus  propósitos.
Nos preguntamos, ¿será ese un efecto buscado?
No sabemos, pero sí observamos que no hay crecimiento en nuestro sector de mandatarios del automotor.
¿Como plantearse este problema?
Pensemos, ¿cuál puede ser la causa del problema?
Sin duda, varias causas o razones, pero hay una que es de carácter fundamental:
NO HAY COMUNICACIÓN, AL MENOS HASTA  AHORA
No tenemos un dialogo que permita analizar y resolver en conjunto hacia donde se dirige el futuro del mandatario automotor reconocido y habilitado por la Dirección Nacional del RNPAyCP,nucleados en instituciones de primer y segundo grado además de tres Colegios provinciales.
NO HABRIA INTERES QUE PROGRESE EL SECTOR?
Desconocemos razones de esta política del Organismo Rector. Pero, puede ser que tengamos que reiterar una vez más la importancia de nuestra participación en el sistema registral.
NADIE NOS PIENSA COMO ADVERSARIOS O ENEMIGOS DEL SISTEMA.
Los funcionarios del Registro Automotor a nivel nacional, son profesionales capaces y competentes en su materia que ven diariamente del accionar de “mandatarios”, de los buenos en su labor y de los que están en vías de serlo.Todos los Directores lo han aceptado como necesario dentro del sistema y a quien es imposible eliminar mientras se mantenga vigente el RJA. Pero no.
No existe comprensión ni interés en que este “Mandatario Automotor” mejore su situación profesional, se jerarquice en conocimientos y se convierta en un auténtico colaborador en la inscripción documental.Una forma de dejar las cosas sin mejorar es “ignorarlas” hasta que alguien con capacidad de decisión, descubra lo que proponemos hace muchos años: la seguridad jurídica para el bien mueble registrable comienza en la transacción comercial seguida de la inscripción en el Registro Automotor,pero idealmente, con la intervención de un idóneo que asesorando a las partes de sus derechos y obligaciones asuma la responsabilidad de inscribir. No es un secreto la gran cantidad de expedientes que tratan irregularidades en la documentación presentada y que los juzgados buscan los responsables de delitos. Siempre señalamos, que para un bien inmueble se necesitan dos profesionales jerarquizados con sus respectivos Colegios, Martillero y Escribano.Para un bien mueble registrable como lo es el automotor, con una problemática jurídica-registral diez veces más compleja: cualquiera compra y cualquiera vende y no es obligatoria la intervención de un idóneo, dando lugar a la generación de papelería mal instrumentada y al agravamiento de “circular” con un vehículo con documentación irregular. Sin medidas preventivas adecuadas mal podemos aspirar a que el usuario automotor no cometa a torpezas contrarias a sus intereses.
PERO…. ¿CUAL ES LA MISION DEL MANDATARIO AUTOMOTOR QUE JUSTIFICA SU EXISTENCIA EN EL SISTEMA REGISTRAL?
Cuando previa capacitación y demostración de calidad moral, la Dirección Nacional nos otorga una Credencial habilitante a renovar anualmente, para asesorar a comprador y vendedor de sus derechos y obligaciones y además pagar un formulario 59 M para presentar expedientes ante los RRSS. Esto genera un movimiento de formularios y papelería cuya producción son muchos millones de pesos anuales.
Cuando diariamente trabajamos a la par de los encargados de los RRSS de todo el país ocupados en la gran tarea de “hacer la producción del Registro Automotor”.
Cuando facilitamos la tarea a los RRSS con nuestra idónea participación abreviando la cantidad de peticionantes que concurrirían a los recintos de atención.
Cuando por razones de tiempo,un profesional universitario, un empresario, un funcionario, una personalidad del medio etc., totalmente ajenos a “como se procede” nos convoca confiados a nuestra responsabilidad profesional.
Cuando, convertidos en publicistas del sistema divulgamos las normas del sistema para la correcta registración y los acuerdos complementarios con otros organismos.
Cuando recibimos el mandato de un adquirente y perdemos impagable tiempo buscando titulares para regularizar una documentación incompleta
Cuando, recibimos el mandato de Concesionarias y Agencias, Comerciantes Habitualitas, Entidades Bancarias y Financieras, Compañías de Seguros e importantes empresas con flotas de considerable cantidad de unidades, para resolver la complicada sucesión de tramitaciones que se pasean en Digesto de Normas Técnico Registrales.
Esto es sólo un apéndice; mil razones más hacen que la misión del Mandatario Automotor debidamente matriculado se constituya con su participación en la “cara visible” del noble propósito del RPA y CP de dar seguridad jurídica a ese usuario que entrega su propiedad privada a su resguardo.
El Registro Nacional de la Propiedad Automotor, es muy importante como Organismo Público, seguramente el más dinámico y productivo en el orden económico de nuestro País. Los recursos humanos que acompañan su efectivo crecimiento entre los que estamos incluidos también somos importantes, y como nos sentimos parte del sistema al que sostenemos con nuestra labor,replica watches queremos superarnos profesionalmente y realizarnos con la construcción de un mejor MandatarioRegistral de Automotores con más capacitación para mayor participación.